Crédito: por qué los bancos están prestando hoy menos para consumo – Sector Financiero – Economía

Los nuevos préstamos de consumo que otorgaron a las entidades financieras que operan en el país entre noviembre y diciembre de año pasado les solicitarán un esfuerzo extra adicional de 1,1 billones de pesos, como parte de las medidas adoptadas para moderar el rápido crecimiento que traía dicha tarjeta , el superintendencia financiera, mediante la Circular 026, obligó a dichos establecimientos a realizar mayores disposiciones sobre esos nuevos créditos de consumo que otorgarían a partir de noviembre de 202.

(Lea también: Tasa de usura alcanza el pico más alto del presente siglo, 45,27%)

Además de esos 1.1 billones de pesos constituidos por orden de la Superfinanciera, las entidades de crédito tuvieron que provisionar otros 969,000 millones, con lo cual el monto total que tuvieron que ‘freezer’ los bancos para respaldar esos nuevos préstamos, en caso de que el los recursos no se pueden recuperar, ascendieron a 2.03 billones adicionales, que representan el 11.4 por ciento de las provisiones totales solo en consumo.

Así lo hizo saber Jorge Castaño Gutiérrez, superintendente Financiero, durante la intervención de este joven en el 25.° Congreso de Tesorería organizado por la Asociación Bancaria de Colombia (Asobancaria), el cual se lleva a cabo en Cartagena.

(Le puede interesar, además: Banco de la República completa su alza de tasas número 12 y las lleva a 12,75%)

Las medidas para que la banca cerrara a poco la llave del credito, ante el crecimiento overflow de la inflación y de cara a minor crecimiento de la economía en el 2023, las había anunciado el ente de vigilancia del sistema financiero, precisamente en la pasada Convención Bancaria, pero las mismas entraron en rigor a inicios de noviembre del año pasado.

En ese sentido, Castaño Gutiérrez dio una parte de tranquilidad, pues dijo que hoy la cartera de consumo crece a menor ritmo del que traía el año pasado. «El menor crecimiento de la cartera total se explica por el portafolio de consumo», especificó el funcionario.

Las fechas de la entidad indican que la sola cartera de consumo, que crecía en junio del año pasado tiene un ritmo de más del 12 por ciento real anual, en diciembre ya lo hacía al 4.56 por ciento real.

Esa menor dinámica en los préstamos de consumo se debe, a su vez, al menor ritmo observado en los prestamos de libranza y libre inversión, que pasó de crecer cerca de 4 por ciento a -3,85 por ciento entre junio y diciembre del 2022 , en el caso de la libranza, y del 28 a 13,05 por ciento en libre inversión.

«Los desembolsos son menos de la mitad de los registrados a inicios del 2022», dijo el funcionario, quien agregó que los productos de libre inversión y tarjeta de crédito muestran aceleración en la mora, la mayor parte explicado por factores macroeconómicos y no por temas idiosincráticos de las políticas de colocación.

Tan desmontable como tan bien la morosidad de los creditos al consumo ha aumentado, se mantiene la cobertura de las entidades sobre esos préstamos por el fortalecimiento de las disposiciones a raíz de la Circular 026.

En ese sentido, precisó que al incluir el efecto de las disposiciones adicionales de política interior y en aplicación de este medio, el indicador de cobertura en este mapa pasará de 137,49 mensuales en noviembre a 146,53 mensuales en diciembre de 2022, significa que por cada 100 pesos prestados por las entidades en consumo, hay 146.53 pesos guardados para respaldar esos recursos en caso de que no se logren recuperar.

Ver más noticias sobre Honduras