Estados Unidos advierte a Israel que tome “todas las precauciones posibles” en Rafah

El Consejo de Seguridad Nacional (NSC) de Estados Unidos advirtió este lunes a Israel de que debe tomar “todas las precauciones posibles para proteger a los civiles”, tras el ataque de ayer a un campo de desplazados en Rafah que dejó decenas de muertos. , incluidos mujeres y niños.

«Israel tiene derecho a perseguir a Hamás, y entendemos que este ataque mató a dos terroristas de alto rango», dijo a Efe un portavoz del NSC, que aclaró que, pese a ello, el Estado judío debe actuar con cautela para no poner en riesgo a la población civil. vida.

Además, el Consejo de Seguridad Nacional estadounidense calificó de “devastadoras” y “desgarradoras” las imágenes tras el bombardeo israelí que causó la muerte de “decenas de palestinos inocentes”.

El número total de muertos en Gaza ha alcanzado los 36.050, 45 de ellos en el ataque al citado campo de desplazados de Rafah, según el Ministerio de Sanidad de Gaza, bajo control de Hamás.

Asimismo, el NSC dice que está “trabajando activamente” con las Fuerzas de Defensa de Israel (FDI) y sus socios sobre el terreno para “evaluar lo sucedido”, pero es consciente de que las autoridades hebreas ya están “llevando a cabo una investigación”. » acerca de lo que pasó.

Una postura que también ocupa el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, quien se refirió a la muerte de civiles en el campo de refugiados como un “trágico error” que ya están investigando, indicó en una audiencia hoy en la Knesset (Parlamento israelí) con familias rehenes. sobre la guerra en la Franja de Gaza.

Rafah, al sur del enclave palestino, sigue siendo el foco de la ofensiva israelí pese a la orden de la Corte Internacional de Justicia, dictada el viernes, para el cese «inmediato» de la operación en dicho territorio, pero este último ataque ha desatado una nueva ola de reacciones que piden el cese de las hostilidades.

Casi un millón de personas han huido de Rafah, la mayoría hacia el oeste -a las playas de Al Mawasi-, donde están superpobladas y sin servicios sanitarios ni agua potable. EFE